Inicio » Blog » Y, para casa, vais a escribir una redacción sobre las últimas vacaciones
14/03/2019

Y, para casa, vais a escribir una redacción sobre las últimas vacaciones

Y, para casa, vais a escribir una redacción sobre las últimas vacaciones (las “últimas vacaciones” son intercambiables por “el último libro que has leído”, “tu familia” o “cuando eras pequeño…”). Este suele ser el clásico ejercicio de escritura en muchas aulas de español para extranjeros (ELE). Y también en muchas de español como primera lengua, sobre todo en primaria. Y es que cuando hablamos de enseñanza de lenguas extranjeras el peso de la tradición educativa es muy grande: las dinámicas y prácticas del periodo escolar se transfieren a menudo al sistema de creencias y, por lo tanto, a la actuación de muchos profesores de idiomas, casi siempre de manera inconsciente. Pero, ¿es lo mismo escribir en la lengua materna que en una lengua extranjera? ¿Una redacción es una buena actividad para que los aprendices de un idioma practiquen la expresión escrita? ¿Y por qué siempre “para casa”? 

Escribimos (y leemos) para comunicarnos en diversos ámbitos sociales (personal, profesional, público, académico). La escritura (y la lectura) nos sirve para participar en estas prácticas, tanto en nuestra lengua materna como en otras que conocemos o aprendemos. Pero hay que insistir en que no existe una correspondencia entre las habilidades de escritura y los conocimientos de la lengua en la que se escribe. Y tampoco entre estos y la competencia literaria. Hay personas que no son escritores competentes ni siquiera en su lengua materna porque no han desarrollado esa destreza al mismo nivel que las otras. Sin embargo, un estudiante universitario tiene adquiridas una serie de herramientas y estrategias académicas que podrá transferir fácilmente a la composición de un texto en la lengua extranjera que estudie. Y a la vez, ese estudiante puede saber redactar una reseña o un ensayo, pero eso no implica que pueda escribir un relato o un poema.

La cuestión de cómo se trabaja la expresión escrita cuando enseñamos/aprendemos un idioma me (pre)ocupa desde hace tiempo. Por qué escribimos, para qué, para quién y cómo son preguntas fundamentales porque condicionan el tipo de texto; el léxico y las estructuras que usaremos; la cortesía y  el grado de formaidad o informalidad requeridos; los recursos de los que podemos echar mano; la posibilidad de que las palabras estén acompañadas por emojis, imágenes o vídeos; el soporte en el que los lectores accederán a lo que escribamos...

Hace unos años elaboré un pequeño cuestionario en el que se proponían varias preguntas para reflexionar sobre la práctica de la expresión escrita en los cursos de lenguas extranjeras. Era 2014 y aunque el uso Whatsapp y otros servicios de mensajería instantánea ya se estaba extendiendo y popularizando, todavía escribíamos mensajes de móvil (¿os acordáis de los SMS y de sus hermanos multimedia, los MMS?). Os animo a contestar al cuestionario. No os tomará más de cinco minutillos y así recopilaremos respuestas más actuales.

Entre las conclusiones de los encuestados me gustaría destacar estas: 

  • "No tenían nada que ver los textos que escribía para clase con los que escribo ahora, las herramientas que utilizo también han cambiado.” 
  • “Creo que hay un desajuste enorme entre para qué uso las lenguas extranjeras y las prácticas que se hacen en clase.”
  • "Escribir pequeñas frases en las redes sociales me ha ayudado mucho a aprender, pero además, es para lo que más lo uso (o chatear)”.
  • "Lo que se enseña en el aula es a escribir redacciones estereotipadas cuyo objetivo no es tanto aprender a escribir en esa lengua de modo que sea útil, significativo y real, sino escribir de manera correcta.”

En estas conclusiones están algunas de las claves sobre cómo se debería trabajar la expresión escrita en clase: a través de la composición de textos relacionados con los contenidos del programa que sean significativos, relevantes para el alumno, y similares a los textos reales. Por eso, la red es el entorno ideal para producir textos que reúnan estas tres características y, como profesores, la tecnología es nuestra mayor aliada para ofrecer oportunidades de aprendizaje a nuestros estudiantes. 

De todo esto y mucho más hablaremos el próximo día 22 de marzo en el IV Foro Universidad de Barcelona-SGEL, en el taller que lleva por título Expresión e interacción escrita y TIC: oportunidades para aprendices de ELE.

Autor: 

Autor

Isabel Leal Formadora de profesores de español
Compartir