Inicio » Cristina Núñez: la historia de Palabras aladas
03/04/2017

Cristina Núñez: la historia de Palabras aladas

Con motivo de nuestro vigésimo aniversario, el 21 de abril tendremos el honor de contar con Cristina Núñez en un encuentro en el que nos hablará de su experiencia como editora. Aquí os dejamos un anticipo:


Este próximo mayo, Palabras Aladas cumple cuatro añitos. Como editorial, es pequeña, pequeñita. Como sueño, es grande, gigante. Crearla y hacerla crecer no fue fácil. Y al mismo tiempo fue sencillísimo. Pasar de lo que a mi compañero y a mí nos pareció una feliz idea con la que nutrir el alma de los niños a fundar y llevar el timón de una sociedad mercantil supuso recorrer un largo camino. En nuestro caso, creamos un libro, el Emocionario, y a partir de él toda una editorial para cobijarlo, arroparlo y hacerlo llegar al mayor número posible de niños.

¿Alguna vez has tenido una idea que brilló especialmente? ¿Una de esas que te llevó a decirte (o a decirle a alguien cercano): «Esto habría que hacerlo, pero en serio»? ¿Quizá la dejaste pasar pensando en que era mucho trabajo? ¿O en que no tenías la capacidad para hacerla realidad? Pues bien, a mí me gusta creer –en parte por mi propia experiencia– que lo que falta en esos casos es fe. Es creer en el proyecto.

Piensa en ese libro que te gustaría publicar o en esa línea editorial que te gustaría crear. Probablemente, el camino que los separa de las librerías se te antoje un largo y difícil. Lo es. Y, al mismo tiempo, creo que si realmente confías en tu proyecto, es lo más sencillo del mundo. Tendrás que hacer cientos de negociaciones, convencer a muchas personas, rellenar formularios infinitos, hacer cola, pagar tasas, cuadrar números, rascarte los bolsillos, romper millones de papeles, descartar propuestas. Lo más probable es que, durante el camino, des rodeos innecesarios, aceptes condiciones que no pensabas aceptar, hagas el ridículo, recibas algunas negativas cortantes (y algún sí inesperado) e incluso puede que estés a punto de rendirte en ocasiones. Como dice Samuel Beckett (felizmente sacado de contexto): «Falla otra vez. Falla mejor».

Recuerdo que nosotros comenzamos a pensar en nuestro primer libro un mes de enero. Y en febrero nos pusimos en marcha, y contactamos ya con algún ilustrador. A partir de ahí, fue la inercia que así se creó la que nos impidió parar. El proyecto cobró vida y nos arrastró con él: nos obligó a convertirlo en realidad. La idea para un libro que se gestó al calor de un té se convirtió en un libro, en una editorial y, prácticamente, en un modo de vida para mi compañero y para mí.

Creo que hubo dos factores determinantes en que ese sueño, esa idea, se convirtiera en realidad. Uno es formar parte de un equipo. Tener un compañero, un socio, alguien en quien apoyarse, con quien complementarse, a quien animar y a quien dejar que nos anime. El otro es implicar a alguien más: echar la bola a rodar. Puede ser encargando una ilustración, un logotipo, un texto promocional…, ¿quizá tan solo una tarjeta de visita? Aun así, imagino que los primeros vuelos de cualquier editorial serán semejantes a los de Palabras Aladas: tímidos, torpes, lentos, cortos, inseguros… Por eso, me gustaría animaros a que emprendáis las riendas de vuestros proyectos, a que involucréis a alguien más en ellos y a que os decidáis a convertirlos en realidad. Si creéis en ellos, sabréis (iréis aprendiendo a ello) sortear cualquier dificultad que se interponga en vuestro camino.



Cristina es profesora de nuestros cursos de Corrección de estilo y Edición independiente. Fue alumna –brillante- de nuestros cursos de edición y de traducción y desde hace 4 años, también editora.
El encuentro se celebrará en nuestra sede de Madrid (c/San Marcos, 39) y tendrá lugar el viernes 21 de abril a a las 19.30. La asistencia es gratuita pero las plazas son limitadas por lo que es imprescindible reservar con antelación.

Si queréis asistir a este encuentro solo tenéis que escribir a secretaria@calamoycran.com.

 

¡Os esperamos!

Autor

Profesora de corrección y correctora
Compartir