Inicio » Blog » Preposiciones, bailes y relaciones
15/11/2017

Preposiciones, bailes y relaciones

Cuando hablamos de relaciones la cosa siempre se complica… incluso en ortografía. Y es que, como en cualquier noviazgo que se precie, hay baile. Y eso, en cuestiones de gramática, muy bueno no es. Sobre todo cuando hablamos de preposiciones  como «con», «en» y «a» que al acompañar la palabra “relación» tienden a usurpan unas el sitio de otras como en un minué.

Así, leemos aquí y allá:

En relación a lo que me preguntaste la otra noche, la respuesta es «sí, quiero»*

Pues no sé bien qué decirte en relación a eso de vivir juntos*

En relación al tema de pasar las vacaciones con tu madre… ¡ni hablar!*

No están bien escritas, ya que falta algo esencial en una relación: un «con», puesto que las relaciones las mantenemos siempre con alguien aunque a veces solo sea con nosotros mismos. Así, disponemos de dos maneras de escribir la locución, y ambas llevan siempre ese «con»:

En relación con

Con relación a

Por eso decimos: 

En relación con lo que me preguntaste la otra noche, la respuesta es «déjame que lo piense»

Pues no sé bien qué decirte con relación a eso de vivir con tu madre

En relación con el tema de pasar las vacaciones juntos… ¡sí, quiero!

Como ves, podemos poner y quitar «a» y «en», pero nunca «con».

Y si hay una preposición intrusa, de esas que ocupan sin temor el lugar de las demás, es la preposición «a». Entiendo sus atractivos, ya que es corta, sonora e importante: no en vano encabeza el abecedario y las vocales. Casi parece que con ella empieza todo. Pero la usamos como si fuera un comodín. ¿No sabemos qué preposición escoger? Pues echamos mano de la pequeña «a», que no se nota demasiado si nos equivocamos. Pero no: hay que atar corto a esta preposición con tendencia a infiltrarse en enunciados que no le corresponden. Por eso, he aquí una lista de expresiones en las que la preposición «a» actúa como polizón:

- a la mayor brevedad*. Lo correcto: con la mayor brevedad

- al objeto de*. Lo correcto: con el objeto de

- al extremo de*. Lo correcto: hasta el extremo de

- a lo que se ve*. Lo correcto: por lo que se ve

- al punto de* + infinitivo. Lo correcto: hasta el punto de + infinitivo

- de acuerdo a*. Lo correcto: de acuerdo con

- en honor a* (algo o alguien). Lo correcto: en honor de. (Pero es correcta la expresión en honor a la verdad. Curioso.)

- en función a*. Lo correcto: en función de 

- a mi gusto*. Lo correcto: para mi gusto

- a + infinitivo*. Por ejemplo, el camino a seguir. Lo correcto: el camino, a secas. O bien el camino que hay que seguir

- a grosso modo*. Lo correcto: grosso modo

La próxima vez evita el recurso del comodín y no uses «a» para todo. Mejor, escoge la preposición adecuada. Tu escritura saldrá ganando. 

 

Taller de gramática
Curso de Redacción profesional
Cursos de Creación de contenidos
Cursos de Narrativa

Autor

Cristina PlanchueloProfesora de comunicación escrita
Compartir