fbpx Una verdadera inmersión en la Traducción Audiovisual | Cálamo y Cran
Inicio » Blog » Una verdadera inmersión en la Traducción Audiovisual
27/01/2020

Una verdadera inmersión en la Traducción Audiovisual

Hace ya más de diez años llegué con mi carpeta bajo el brazo para proponerle a Cálamo y Cran un curso sobre Traducción Audiovisual. No era el primero que se ofertaba sobre el tema en las distintas escuelas del sector, pero en mi intención sí estaba que fuera único. Yo llevaba ya un tiempo dedicándome a la traducción audiovisual como autónoma para varios estudios de doblaje y había formado parte de un equipo de supervisión de documentales, lo que me permitió entrar en sala, saber cómo se grababa en el estudio, interactuar con actores, locutores, técnicos y el personal de producción y comprobar qué cuestiones daban problemas o facilitaban el trabajo a quienes vienen detrás de nosotros. Así que me propuse que los alumnos de nuestro curso pudieran tener una experiencia similar. Creía que sería un valor añadido del curso, los aproximaría a la realidad del mercado y los ayudaría a entender muchas de las cosas que les explicamos y les pedimos en las traducciones que hacen en clase. Y, ni corta ni perezosa, les dije a los responsables de Cálamo que, si nos dejaban, dedicaríamos una de las sesiones a visitar un estudio de grabación en el que grabaríamos las traducciones de los alumnos con voces profesionales. Es lo que llamamos «simulación en el estudio» y, a juzgar por las opiniones tanto de los alumnos como de los profesionales que colaboran, ha cumplido su objetivo con creces:

Tatiana López, alumna de traducción:

«El curso de Traducción Audiovisual de Cálamo&Cran es el intensivo más completo que hay en Madrid. Toca absolutamente todos los supuestos, siempre desde un enfoque superpráctico. Pero sin duda me decanté por él por la visita al estudio de doblaje, donde vemos el resultado de todo lo trabajado durante el curso.

Es el broche final para entender el proceso de traducción para doblaje. Es más que práctico, te cambia la perspectiva a la hora de traducir y no he encontrado nada en ningún otro temario que se acerque a esta experiencia.

Además, la motivación por ver tu trabajo en el "mundo real" te hace sacar lo mejor de ti. No obstante, cuando te enfrentas por primera vez a la experiencia de una grabación en sala, y ves el trabajo en equipo entre actor, director y traductor es cuando consigues afianzar tus conocimientos y ganar confianza. Es el empujón para entrar sin miedo en el mercado laboral que, en mi caso, fue inmediato y obviamente tengo claro el porqué. No hay ningún punto débil en el curso, pero sin duda la visita al estudio es su punto fuerte».

Rosa Prieto, alumna de traducción:

«Una de las mejores experiencias fue la visita al estudio de doblaje, donde pudimos escuchar a grandes actores poner voz a nuestras propias traducciones. Ahí te das cuenta de los detalles que debes mejorar, por ejemplo que las frases son muy largas y el actor tiene que correr para poder meter todo lo que tú le has puesto en el papel... Además, ver uno de los últimos pasos antes de que el contenido audiovisual llegue al espectador es motivador y emocionante».

Claudia Mateos, alumna de traducción:

«Asistir a un estudio de grabación para ver el proceso completo de la traducción audiovisual es una de esas cosas que todo profesional de la traducción audiovisual debe tener en su lista de cosas que hacer antes de empezar a traducir para doblaje. Reyes y Pablo lo saben y por eso nos llevaron al estudio.

Lo que más me impresionó y que considero lo más útil en la tarea del traductor, fue que podemos facilitar el trabajo de "los que vienen después" en la cadena de doblaje de forma muy simple, como con la elección de un tipo de letra simple, un mayor interlineado… porque ya bastante tienen los actores con tener que leer, buscar sus tiempos de entrada y actuar.

También me di cuenta de que a veces escribía comentarios innecesarios sobre el porqué de una traducción o la elección de algún término que lo único que hacían en el guion era dificultar su lectura. Nos recordaron lo importante que es la ortografía y respetar la norma para facilitar  la comprensión del actor para que sea capaz de llevar a cabo la locución de forma eficiente.

A pesar de que todas estas cosas nos las repitieran incansablemente en clase, creo que el haber ido al estudio ha mejorado mi aprendizaje porque, en mi opinión, genera mayor impresión el ver a un actor profesional trastabillándose en un texto por tu culpa que una crítica constructiva en clase».

Ana Navalón, alumna de traducción:

«Recomendaría el curso de Reyes y Pablo por muchas cosas, la primera por los profesores, que saben de lo que hablan, pero sobre todo, porque pasar unas horas en estudio de doblaje es una experiencia impagable. Ver a dobladores, técnicos de sonido y ajustadores hacer su trabajo es mejor que cualquier máster, sobre todo cuando trabajan con los mismos textos que tú, cuando ves cómo tus palabras pasan a ser de otros y se adaptan a ellos.

Recuerdo que Fernando Hernández cogió nuestros textos y un boli y se sentó delante de una pantalla para ajustarlos. Era como un director de orquesta, pero con los diálogos. Yo le miraba de soslayo, flipando, casi se podían ver cómo las ideas le flotaban de la cabeza. Entonces vi que le había tocado una de las partes que había traducido yo, una escena de Hollywoodland con una solución que a mí no me acababa de convencer porque creía que no entraría en boca. Era un juego de palabras, el original decía "catfish" y yo lo traduje como "sanguijuela". Aquello no iba a "entrar en boca". Así que me acerqué para decirle que tenía más opciones… y me dijo que aquella estaba bien, que quedaba bien».

Marta Méndez, actriz de doblaje:

«Me ha encantado colaborar en el taller del curso de Traducción Audiovisual de Cálamo & Cran. Además de que el ambiente es fenomenal y de pasar un rato muy ameno con los alumnos y la profesora, resulta muy interesante poder resolver sus dudas acerca del trabajo aprendido en clase ya en el propio estudio de grabación y que ellos mismos vean también el resultado del esfuerzo puesto en su trabajo final».

José Ángel Fuentes, actor de doblaje:

« (…) me ha llamado la atención que el feedback que reciben de los profesionales hace que veas en sus caras que han entendido mejor la naturaleza de su trabajo… y la del nuestro. Eso es tremendamente útil para ellos».

Alma Naranjo, actriz de doblaje:

«Reparas en la importancia del trabajo de estos chicos que van a ser grandes profesionales y en la tremenda cualificación que atesoran. Disfrutándolos así, ves que su inserción en un complicado mercado laboral va a ser, seguro, más fácil.»

Claudio Serrano, actor de doblaje:

«Hace un tiempo tuve la oportunidad de participar en la visita al estudio de los alumnos del curso de Traducción Audiovisual de Cálamo & Cran. Se nota que los alumnos llegan con un gran nivel, sus traducciones podrían haber pasado por las de cualquier profesional de algún estudio. Además, transmitían su ilusión por empezar en esta profesión y por ver de cerca cómo se realiza un doblaje».

 

¿Te vienes?
Traducción audiovisual: doblaje, voz superpuesta y subtitulación

Cursos de Traducción

Autor

Reyes Bermejo Profesora de traducción audiovisual
Compartir