fbpx ¿Es posible bonificar la formación en situación de ERTE? | Cálamo y Cran
Inicio » Blog » ¿Es posible bonificar la formación en situación de ERTE?
08/04/2020

¿Es posible bonificar la formación en situación de ERTE?

Son muchas las incógnitas que se nos están presentando en las últimas semanas desde que vivimos el nuevo escenario que nos ha traído el confinamiento. Estamos aprendiendo a modificar nuestros hábitos a marchas forzadas y a adquirir nuevas costumbres que nos permitan amoldarnos a las nuevas circunstancias. Gran parte de estas incógnitas tienen que ver con nuestro entorno laboral y con nuestro tiempo libre. Si bien hemos abrazado (¡y de buena gana!) contagiarnos de ánimos junto a nuestros vecinos a la caída de la tarde, el resto de las horas nos siguen asaltando dudas conforme a nuestra nueva realidad económica-laboral. De repente se hacen muy familiares conceptos que, aunque ya nos sonaban de antes, ahora se han insertado de manera muy cercana, tales como: teletrabajo (real), Hangouts, reducción de jornada por fuerza mayor o ERTE.

¿Qué sucederá después? Una pregunta muy compleja a la que no sabemos responder con casi ninguna certeza, por lo que no nos queda otra que ganarle la batalla a esta incertidumbre con lo que tenemos más a mano: anticipándonos. Cuando la formación siempre se trató como la menos prioritaria en la lista de necesidades a contemplar porque ocupa demasiado "tiempo", ahora adopta su gran papel protagonista, tabla de salvación para gastar todo ese "tiempo" que ahora disponemos. Mientras pasan los días, ahora que sabemos que esta cuarentena es cada vez más exacta y que quizás esto se demore un poquito más, es tiempo de acogernos a todo tipo de ayudas disponibles y a una modalidad tan accesible como la online.

Estamos en casa, sí, pero antes de llegar a esta situación teníamos una vida en marcha, de hecho, a la mayoría de nosotros este confinamiento nos ha cogido en plena acción de multitud de tareas necesarias para seguir adelante. ¿Hasta qué punto podemos poner en pausa nuestro día a día laboral? ¿Qué pasa con esos planes de formación programados para desarrollar? ¿Cómo voy a desempeñar esas tareas que tengo aparcadas y que me están esperando hasta el momento que me incorpore? Si ahora estoy en un ERTE, ¿puedo bonificar la formación que realice?

Como ya sabéis, desde el pasado 12 de marzo, oficialmente todos los centros de educación tuvimos que suspender la actividad presencial que veníamos desempeñando en nuestras aulas físicas. Poca luz al respecto arrojaba el Servicio Público de Empleo Estatal (SEPE) en sus circulares, sin embargo, si nos remontamos al Art. 9 de la Ley 30/2015, de 9 de septiembre, por el que se regula el Sistema de Formación Profesional para el empleo laboral, igual de coincidente como el Art. 5.1 del Real Decreto 694/2017, de 3 de julio, por el que se desarrolla la Ley 30/2015, de 9 de septiembre, podemos confirmar que los trabajadores afectados por ERTE SÍ pueden seguir realizando formación bonificada (formación programada por las empresas):

Por si quedaba alguna duda de si podemos seguir disfrutando de los créditos correspondientes al presente año, el pasado 01 de abril, se publicaba el Real Decreto-ley 11/2020, de 31 de marzo, por el que se adoptan medidas urgentes complementarias en el ámbito social y económico para hacer frente al COVID-19, en el que encontramos que el actual crédito 2020 sigue disponible: 

 

Para todos aquellos que todo esto les coge de nuevas, la bonificación a través de la Fundación Estatal para la formación en el empleo (FUNDAE), también conocida como la antigua tripartita, es aquella ayuda económica que disponen las empresas para consumir en la formación que realicen sus trabajadores a lo largo del año. ¿Eres una empresa con trabajadores a cargo? ¿eres un trabajador contratado por cuenta ajena? Si has respondido sí a alguna de las dos preguntas, puedes acceder a ella. De todas formas, aquí dejo un enlace donde poder ampliar información.

Ya podemos ver el tsunami de cambios que se asoman en el horizonte, donde las publicaciones en el BOE tendrán un ritmo frenético. Mientras tanto, lo más inteligente será agarrarnos a lo cotidiano, a lo que ya conocemos, la formación bonificada hace mucho que está ahí. Teniendo en cuenta que tiene una duración de uso anual (de enero a diciembre), es aconsejable no demorarnos en utilizarla.

Además de agudizar el ingenio, es tiempo también de arrimar el hombro, de capacitarse, de especializarse, de adquirir competencias para agilizar tareas. De manera (no tan) asombrosa hay profesiones que se han activado en las últimas semanas y que en Cálamo&Cran conocemos muy bien. Una creciente demanda de traductores, editores y correctores para centenares de proyectos e informes que vienen de todos los lugares del mundo que exigen una carrera a contrarreloj para ser traducidos, editados y/o corregidos.

Como ya sabéis, desde C&C apostamos por acompañaros en vuestros itinerarios o planes formativos, sean o no con bonificación, y ahora no iba a ser menos, más que nunca nosotros seguimos al pie del cañón desde nuestro entorno digital porque #yomequedoencasa trabajando con normalidad. Aunque lamentablemente ahora no nos podemos ver las caras en nuestra sede habitual, nuestra otra oficina, la virtual, nunca ha bajado la persiana: el campus Cálamo&Cran. Échale un vistazo a nuestro catálogo o ponte en contacto con nosotros y cuéntanos qué necesitas, estamos seguros de que encontrarás la formación más adecuada a lo que estás buscando. Y si tienes cualquier duda, estaremos encantados de atenderte.

Llama, chatea, escribe, seguimos a tu lado.

 

Te esperamos:

Autor

Virginia Limón Gestora formación bonificada
Compartir