fbpx Un jefe que no impera | Cálamo y Cran
22/09/2021

Un jefe que no impera

Mari Tilde:

Te escribo porque nunca me he llevado bien con el imperativo, razón por la que siempre he usado el infinitivo para dar órdenes. Me han ascendido a jefe de departamento y tengo que usar mucho más ese imperativo que siempre he evitado, pero solo me sale: «Escribir el informe», «Callaros y trabajar», «Llegar puntuales». Y, claro, no me hacen caso. ¿Cómo puedo acostumbrarme al imperativo y así imponer mi autoridad?

Lorenzo

 

Lorenzo, imponte con el imperativo o alguien lo hará por ti y perderás el cargo. Hasta que te acostumbres a usarlo, puedes seguir echando mano del infinitivo pero ponle delante la sencilla y breve preposición «a» y di sin titubeos: «A escribir el informe», «A callar y a trabajar», «A llegar puntuales». Una vez que te hayas ganado así el respeto de tus subalternos, te resultará más fácil introducir con naturalidad «Trabajad, panda de vagos», «Callad, ratas inmundas», «Sed puntuales, mequetrefes» con esa d imperativa al final en lugar de la r infinitiva. Ya sabes, cambia la r por la d de «director», de «dinero», de «dictadura» y de «déspota».

Mari Tilde
Tu consultora ortográfico-sentimental de cabecera

 

¿Quieres seguir aprendiendo?

Escapada ortográfica, ¡vámonos de letras!
Taller de comasutra: mejora tu puntuación
Redacción profesional
Copywriting

Cursos de Creación de contenidos

Recuerda que hasta el 30 de septiembre toda nuestra formación tiene un 10% de descuento

Autor

Cristina Planchuelo Profesora de comunicación escrita
Compartir