Inicio » Blog » ¿Por qué hacer un curso de Corrección en Cálamo y Cran?
05/05/2016

¿Por qué hacer un curso de Corrección en Cálamo y Cran?

Aquí os dejamos los motivos que nos ha regalado Lorena Simón, antigua alumna.

¡Gracias, Lorena!

Corregir con razón, no por ser quisquilloso/a

Mi pasión por las letras comenzó a saber cuándo o dónde. Recuerdo que siempre he tenido ahí una buena historia para evadirme, una idea por desarrollar o algo por apuntar. Podría haber vivido mi infancia sin juguetes, pero no sin libros, papel y lápiz. Así que he acabado dedicándome a escribir todo lo que se me pasa por la cabeza hasta el punto de tener una historia en marcha por cada estado de ánimo que he tenido.

Así como amo el significado de las letras y lo que se puede hacer con ellas, también adoro su forma, uso y composición. Soy desde siempre una persona a la que le molestan las erratas en todas sus formas: de forma verbal, en un cartel, en la televisión, en un libro, en internet, en un mensaje o de cualquier otra forma imaginable. Por eso decidí ser filóloga y después profesora de lengua castellana; pero no pudo ser.

Hoy día aun acabando una carrera nada me prometía un trabajo seguro; así que no me gustó la idea de hacer tantos esfuerzos y gastos durante cuatro años y uno de regalo para tener un diploma en la pared. “De todas formas, solo me gustan las letras”, pensé. De forma que decidí buscar un curso con el que aprender únicamente lo que me interesaba, sin relleno, y así poder ponerme a buscar trabajo de inmediato aun si quiero seguir estudiando algo más.

Y así buscando me encontré con el curso de corrección profesional de Cálamo&Cran. Había visto otros, demasiados, pero ninguno me acababa de convencer (fuera por su contenido, su precio o la legitimidad de su certificado). Decidí echarle un vistazo al contenido del curso y vi que cuadraba con lo que buscaba, era más barato que años de carrera y me daba la oportunidad de meterme después en una bolsa de trabajo especializada en lo que me interesaba. Todo me quedó muy claro y decidí saltar a la piscina apuntándome a la versión online.

#HazteCorrector

Emocionada por estudiar (porque siempre me ha gustado aprender), en cuanto pude entrar me apunté el itinerario recomendado (para los indecisos va muy bien tener una guía de cómo administrar las horas del curso), descargué algunos documentos y empecé con las lecciones. Para mi sorpresa, me enganché al curso de forma que en pocas horas había terminado lo previsto para la semana y poco a poco me fui adelantando. Después tuve algunos problemas con internet en casa pero no me preocupé porque iba sobrada de tiempo. Así que cuando retomé el curso seguía con el itinerario normal. Todo estaba muy bien explicado, los ejercicios eran buenos y de vez en cuando el tutor se ponía en contacto por si tenía dudas (se agradece que haya alguien al otro lado que se interese por cómo te va sin necesidad de que tengas que ponerte en contacto).

Finalmente, después de tomarme el agosto libre entregué el examen a principios de septiembre y lo he pasado sin problemas. Pronto tendré el certificado en casa y el en breve empezaré el curso de Corrección de estilo para seguir mejorando, escribir mejor y disfrutar más de las letras. Ahora me falta aprender idiomas para disfrutar de otras facetas de mis amadas letras.

Lorena Simón Gimeno

@LorenaSiGi

Autor

Patricia GómezDirectora de marketing
Compartir