Lost in translation: los peligros de una mala traducción

El Libro rojo de Cálamo y Cran

Traducción automática o traducción profesional

Seguro que alguna vez has recibido en tu bandeja de entrada algún mail que te ha parecido extraño. En muchos casos, lo que más nos llama la atención no es la dirección de correo ni el contenido del mensaje, sino la redacción del mismo. Suelen estar plagados de incoherencias, errores ortográficos, palabras extranjeras… Esto se debe a que los hackers que envían estos mails utilizan herramientas de traducción automática (sin realizar la necesaria labor de posedición posterior) o directamente son estafadores aficionados que traducen como pueden.

Una traducción defectuosa nos extraña, nos alarma, nos alerta de un posible fraude. Por eso es tan importante que un nativo de la lengua de destino se encargue de la traducción de nuestra página web y, a ser posible, de todas las comunicaciones importantes de nuestra empresa. Porque el lenguaje es nuestra seña de identidad, y una buena imagen siempre nos ayudará a captar nuevos clientes y a conservar los que ya tenemos. Un mal uso de la gramática, del vocabulario, una traducción demasiado literal o una automática ahuyentarán sin duda o nuestro público objetivo.

La descripción de nuestros productos y servicios, las condiciones de pago, los aspectos legales, la garantía de devoluciones… son informaciones demasiado importantes para nuestro negocio como para dejarlas en manos de Google Translator, de un colega que sabe mucho inglés o de un traductor inexperto. Un texto claro, conciso y correcto da confianza; uno confuso, enrevesado, con errores gramaticales o erratas provoca recelo en el lector, por no hablar de los problemas legales, de seguridad o salubridad que una mala traducción puede ocasionar. Volvemos a los mails del principio: ante un texto mal traducido, surge en nosotros la inmediata sospecha de que tras él se ocultan «cosas raras», servicios poco profesionales e incluso, actividades fraudulentas.

Por eso, no merece la pena correr riesgos. Confiar a profesionales la traducción de tu página web es seguramente una de las mejores inversiones que puedes hacer para tu negocio.

En Cálamo y Cran nos esforzamos día a día por ofrecer el mejor servicio a los más de 500 clientes que ya confían en nosotros. Convertimos sus problemas en nuestros retos, cumplimos plazos y aportamos soluciones. Si todavía no conoces cómo trabajamos, puedes comenzar solicitándonos más información o un presupuesto completamente gratuito y sin compromiso.

Más información:

Servicios de traducción
Servicios de edición

Descárgate el Libro rojo

Un compendio de los manuales de estilo de referencia.

Es una obra de consulta rápida y eficaz para correctores, traductores y redactores.

Title

Descárgate el Libro rojo

Un compendio de los manuales de estilo de referencia.

Es una obra de consulta rápida y eficaz para correctores, traductores y redactores.

Comparte este artículo

Q

¡Únete la newsletter!

* Campo obligatorio


Introduce un email válido

Elige el tipo de contenido que quieres recibir de Cálamo y Cran:


Puede desuscribirse en cualquier momento haciendo clic en el enlace que aparece en el pie de página de nuestros correos electrónicos. Para obtener información sobre nuestras prácticas de privacidad, visite nuestro sitio web.

Utilizamos Mailchimp como plataforma de envío de nuestra newsletter. Al suscribirse, aceptas que tu información será transferida a Mailchimp para su procesamiento. Obten más información sobre las prácticas de privacidad de Mailchimp haciendo clic aquí.


Esta web utiliza cookies propias para su correcto funcionamiento. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Configurar y más información
Privacidad