Inicio » Blog » ¿Por qué hablamos raro? ¿Dónde están las palabras normales?
17/04/2018

¿Por qué hablamos raro? ¿Dónde están las palabras normales?

Sigue la montería de expresiones innecesarias, pedantes, ridículas y prescindibles que se sueltan en vez de las más claras y obvias, y a veces incluso en el habla popular.

  • pasta de dientes

Abro con esta tontorrona expresión que se está expandiendo por toda la publicidad de productos dentales con gran profusión de odontólogos y estomatólogos de dicción supergenial.  Es un poco palurda porque finge ser la forma más simple, pero es mentira porque el término correcto, más conciso, ya lleva integrado más de medio siglo: dentífrico.

RAE: dentífrico, ca.
Del lat. tardío dentifrĭcum, en lat. dentifricium, de dens, dentis 'diente' y fricāre 'frotar'.
1. adj. Dicho de polvos, pastas, aguas, etc.: Que se usan para limpiar y mantener sana la dentadura. U. t. c. s. m.

Es probable que sea por pereza mental, para evitar el insuperable trabalenguas de tifri/trifi, y como en inglés lo suelen llamar toothpaste, pues fotocopia al canto. Pues casi me alegra que en las tiendas se sigue oyendo decir espera, que me falta el dentrífico (porque en fin, es más perdonable ya que al menos pone voluntad).

  • versus

Esta forma aparece a diario en titulares alusivos a un enfrentamiento, como Manchester versus Atlético / Nadal versus Federer. Como se dijo en el artículo anterior, hay muchas expresiones latinas que se conservan calcadas en español para resumir una idea o concepto sabido, y a veces tienen la ventaja de evitar más explicaciones. En esos casos el latinajo puede ser útil para concretar o abreviar.

Pero casi todos ellos existen porque se usaron realmente en la transición del latín al idioma actual y porque a los hablantes de lenguas romances el latín nos es muy cercano. Sin embargo, para los anglohablantes es un idioma exótico (como a nosotros el griego), y en inglés sueltan a la brava algunos latinajos porque su origen científico o jurídico aporta un barniz culto (usan varias: annus horribilis, modus vivendi o la modus operandi ya comentada).

Pues bien, resulta que versus, si se pone en español, con ese uso no es un calco latino original y nunca lo ha sido, sino que se ha importado desde el inglés. La mejor explicación, del maestro Lázaro Carreter en El dardo en la palabra, es fascinante y divertida y al alcance de cualquier curioso del lenguaje. 

Aunque esté reconocido en el diccionario de la Academia (y por tanto no es incorrecta, pero sí innecesaria), usar una expresión latina porque la usan en inglés es el doble de pedante. Una pedantería cum laude. La palabra que falta ahí es la evidente frente o también contra: los ecologistas contra las eléctricas / los derechos laborales frente a la patronal.

Usar esa expresión latina en español con ese fin es tan natural y tan propio como ponerse una armadura samurai. 

  • gemelos idénticos

Siempre que la oigo me provoca enorme estupor, porque es fruto de una imprecisión que el español no tiene. Es un calco directo del inglés (identical twins) que necesitan para distinguir entre los gemelos y los "nacidos del mismo parto pero no idénticos" porque en inglés no existe palabra para ello. Pero es un calco a lo tonto porque en español sí la hay desde hace siglo y medio: mellizo, que son los bicigóticos o bivitelinos.

RAE: mellizo, za
Del lat. vulg. *gemellicius, de gemellus 'gemelo'.
1. adj. Dicho de una persona o de un animal: Nacido del mismo parto que otro, especialmente cuando se ha originado por la fecundación de distinto óvulo. U. t. c. s.

Si mellizo es hermano de parto múltiple de distinto óvulo, los de parto múltiple del mismo óvulo son simplemente gemelos,  los monocigóticos o univitelinos.

RAE: gemelo, la
Del lat. gemellus.
1. adj. Dicho de una persona o de un animal: Nacido del mismo parto que otro, especialmente cuando se ha originado por la fecundación del mismo óvulo. U. t. c. s.

Parece que ambos términos en español se usaron como sinónimos hasta mitad del XIX. Entonces se descubrió que los partos múltiples podían venir de un óvulo o de varios, lo que marcaba las diferencias o semejanzas entre los nacidos. Desde entonces cada palabra se usa para lo suyo.  Ya saben en inglés lo que tienen que hacer: importarla del español.

Ojo: si vamos al detalle médico-clínico, estos términos se quedan cortos, porque luego hay también monocigóticos por polispermia y casos más curiosos, pero para el habla normal son perfectos, que es de lo que se trata ahora.

  • en el interior de

Esta es jugosa,  porque es una re-redundante. Ya se citaron en otros artículos algunas formas preposicionales que fingen ser correctas pero que en la práctica son más cursis que una mala institutriz. Esta se da en expresiones tan banales como lo encontré en el interior de la nevera / se escondió en el interior de un vagón

Los sagaces aficionados a las formas alternativas del lenguaje encontrarán rápido un sustituto: dentro de, que nos da las correctas formas de lo encontré dentro de la nevera / se escondió dentro de un vagón...

... Pero no es suficiente. Eso solo sustituye una forma rebuscada por otra. Esto va más allá, porque es problema de redundancia: resulta que cosas como una nevera o un vagón o un trastero ya tienen implícito el concepto de contenedores, de cavidades en las que se meten cosas o personas, y por tanto en el habla común es más obvio y mucho más propio usar la preposición en, con lo que decir: lo encontré en la nevera / se escondió en un vagón.

Porque toda situación en la que algo o alguien esté "fuera" de ese contenedor será siempre un hecho menos habitual, y por tanto es el que requiere más precisión: estaba encima de la nevera / se escondió tras un vagón.

  • establecer algo

Este es un verbo-pegamento, de los que siempre forman expresiones largas donde las palabras salen en chorro todas seguidas como untadas con mermelada. En el habla de muchos portavoces y juntaletras forma rimbombantes torpezas como establecer un diálogo, establecer un compromiso, establecer un aumento, etc.

Casi siempre alargan las expresiones quienes realmente no tienen mucho que decir, y establecer es de esas palabras tecnopotentes impresionantes que rellenan cuando se dice una simpleza. Cualquier estudiante de secundaria puede encontrar las formas simples equivalentes en todos los casos, pero valgan algunas muestras como ejemplo:

establecer un diálogo → dialogar
establecer un compromiso → comprometer
establecer un convenio de colaboración → colaborar por convenio
establecer correspondencia → relacionar
establecer un vínculo → conectar
establecer un aumento → aumentar
establecer un plan → planear

  • noticias falsas

No he podido resistir la tentación de meter esta, a ver si podemos contrarrestarla antes de que se extienda más en el habla normal. Quiere ser un calco a lo bobo del pegajoso fake news, que tanto se escupe. Incluso se suelta abreviado como fake, en alarde de angloparla.

La versión de la expresión en español parece pretender que siempre ha estado ahí. Pero es mentira. Esta expresión, solo admisible si se habla al micrófono, en el habla popular siempre se ha llamado lisa y llanamente bulos o trolas.

RAE: bulo
1. m. Noticia falsa propalada con algún fin.

RAE: trola
Del ant. hadrolla o fadrolla 'adrolla'; cf. aladroque.
1. f. coloq. Engaño, falsedad, mentira.

Y además ni siquiera se puede excusar con que en inglés tiene menos letras, porque fake y bulo tienen exactamente las mismas. Para una que además es corta, retonto es no usarla.

  • estar siendo

Dejo de cierre este lucida piara de jayanes. Es ejemplo de esos mogollones verbales (que los filólogos llaman perífrasis) que se amontonan hasta el ridículo. Y una de las cumbres de este fango verbal es el pringoso océano de pasivas.

Resulta que esta chorrada recurrente (vaya, hombre) viene del inglés. La frase habitual del español es sujeto+verbo+predicado → alguien hace algo, pero una costumbre del inglés es darle la vuelta a la frase, y poner de sujeto lo que era objeto: algo ha sido hecho por alguien. Cosas como The cake has been made se podrían traducir a mocosuena (D. Lázaro dixit) como la tarta ha sido hecha, pero cualquiera por encima del párvulo preferirá decir la tarta está hecha o que está lista. Poner el objeto de sujeto suele ser un cargante recurso para dar protagonismo al objeto, pero es una bobada doble porque, además de alargar a lo tonto la frase, provoca (o excreta) inacabables racimos de pasivas.

Ante esto, la solución más obvia sería la forma normal de la frase (que el sujeto vuelva a ser el sujeto), pero si poner el objeto como sujeto es un impulso irresistible, recordaré con paciencia que siempre hay modos normales y recursos sintácticos para evitar las pegajosas pasivas:

el edificio ha sido comprado por un inversor → el edificio lo ha comprado un inversor
todos los encargos han sido entregados → todos los encargos están entregados
estos proyectos fueron cancelados → estos proyectos se cancelaron

Pero las expresiones más pringosas son las que usan la forma del título, ese espanto de estar siendo (los informes están siendo copiados). Declaremos bien rotundos que encadenar estar con ser es pedante hasta el vómito. Casi todos los casos se pueden evitar con formas reflexivas, que además son más cortas y más cercanas al habla normal:

los informes están siendo copiados → los informes se están copiando
la gestión está siendo investigada → la gestión se está investigando

Y para las que no admiten reflexivas, pues hay muchas alternativas razonables:

el sospechoso está siendo detenido → al sospechoso lo están deteniendo
está siendo atendido en un centro hospitalario → está atendido en un centro hospitalario
el herido está siendo intervenido → el herido está en quirófan
o

Porque cualquier día nos encontramos con algún iluminado (de orujo) que llegará a perpetrar algo como por aquí estoy estando. Ep, igual no tendría que haberlo dicho. Que lo mismo hay quien. Bah, no creo. Bueno, nunca se sabe. 

Como dije en la primera parte, esta es una pequeña muestra. Según me vaya encontrando alguna más, puede que continúe este hilarante safari.  Por cierto, celebramos la complicidad de cuantos artículos sacudan estopa a las expresiones largas, como el de Álex Grijelmo en EP.

¿Te gustaría seguir aprendiendo?

Cursos de Corrección
Cursos de Narrativa
Cursos de Creación de contenidos
Curso de Redacción profesional
Taller de gramática

Autor

Fernando J. SalgadoProfesor de diseño gráfico
Compartir