13/05/2019

Cómo diseñar un eBook

El eBook, un formato de popularidad creciente

“¡Libros! ¡Libros! He aquí una palabra mágica que equivale a decir 'amor, amor', y que debían los pueblos pedir como piden pan.” Si el gran Federico García Lorca hubiera vivido en nuestros días quizá habría añadido que debería pedirlos en cualquier lengua y en cualquier formato, porque lo importante es leer, sea como sea, y el libro electrónico o eBook ha simplificado bastante el proceso permitiéndonos no tener que cargar con pesados volúmenes y contar con diferentes obras en un mismo dispositivo.

Y pese a sus aparentes ventajas respecto a la literatura tradicional, el eBook continúa intentando conquistar al público español. Y decimos intentando porque a nuestros lectores parece seguir conquistándoles el olor y el tacto del papel. Según el informe anual de Libranda, la distribuidora que utilizan los grandes grupos editoriales españoles, publicado en 2018, el libro electrónico vendió un 14 % más el año 2017, después de haber crecido otro 11% en el año anterior pero solo alcanza el 4,5% del mercado en nuestro país. Estos datos contrastan con lo que observamos a pie de calle: cada vez son menos los ciudadanos que portan un libro “en papel” en sus viajes en transporte público, en sus vacaciones en la playa o en la sala de espera del médico, y con el esfuerzo de los grupos editoriales por hacer cada vez eBooks más atrayentes para los lectores. ¿Se deberán entonces las cifras a la piratería y la descarga ilegal de eBooks? Probablemente.

Sea como sea, lo cierto es que el diseño y la maquetación de libros electrónicos es un perfil profesional cada vez más demandado por las grandes editoriales. ¡No lo descartes si estás buscando empleo!

Claves para diseñar un libro electrónico

A priori maquetar y diseñar un eBook puede no resultar tan atractivo como trabajar con un libro impreso, sobre todo por las limitaciones del formato electrónico. ¿Qué te parece si tomamos esas desventajas como punto de partida e intentamos usarlas en nuestro favor?

  • El formato. Epub, AWZ, Word, PDF… La lista de formatos que pueden leerse en los distintos ereaders, tablets o teléfonos móviles es bastante larga. Conseguir un libro electrónico que se reproduzca sin problemas en todos los formatos y dispositivos limita bastante nuestras posibilidades y hace que tendamos a diseños planos, basados simplemente en texto y pequeñas licencias tipográficas por miedo a que la obra final se vea perjudicada con las distintas conversiones.
    Cuando vayas a hacer tu eBook, ten en cuenta que el único formato que se reproduce en todos los dispositivos es el PDF. Puedes tomarlo como la base y recurrir a programas de conversión automáticos para ver cómo queda tu diseño en otros formatos y hacer los ajustes necesarios sobre esas versiones ya modificadas.
  • El tamaño de la pantalla. Inicialmente los libros electrónicos se concibieron para ser leídos en dispositivos destinados en exclusiva a esta actividad. Hoy se lee también en tabletas y teléfonos con pantallas de diferente tamaño. Esto afecta a los diseños en tanto en cuanto no entrará la misma cantidad de texto en una tablet que en un teléfono móvil. Además, estaremos obligados a permitir que sea el propio lector quien cambie el tamaño del texto, perdiendo por completo el control sobre el diseño final.
    Lo mejor es que elijamos una tipografía clara, evitando las muy historiadas o con florituras, y que nos basemos siempre en una lectura negro sobre blanco. Algunos libros impresos recurren a tipografías en otros colores de forma puntual para llamar la atención del lector. En el caso del libro electrónico lo haremos con tipos distintos: negritas, subrayados, fuentes en un tamaño mayor...
  • Los estilos. Diseñar la cubierta de un libro es una tarea a la que se dedica mucho tiempo, pues será lo que atraiga a nuestra lector cuando vea nuestra obra en el escaparate de una librería. Pero, además, el libro en papel nos permitirá incluir recursos gráficos, planos, fotos… en el interior de las páginas, algo mucho más difícil de plasmar en un libro electrónico.
    Intenta diseñar una portada muy atractiva para tu lector que recuerde a las de los libros en papel y que le llame la atención cuando la vea en una librería virtual. Muchas editoriales de hecho se limitan a reproducir la portada de la versión en papel en su eBook, pero merece la pena hacer el esfuerzo de valorar si una portada diferente atraería más a un público distinto.

En el curso de Creación de eBook de Cálamo&Cran aprenderás todas las nociones que necesitas para crear el libro electrónico perfecto. 

EDICIÓN

Autor

Patricia GómezDirectora de marketing
Compartir